jueves, 21 de julio de 2011

Zepol


Aún con el tibio temor de caer en el equívoco; siento el hierro de la derrota sobre mi espalda cual hielo quemando la piel, no comprendo y ninguna justificación parece ser elocuente, coherente o lógicamente adecuada para la soledad que reproduce en mi espíritu dicha palabra, es tan solo un conjunto de letras ¿Qué es lo que acosa entonces a la mente? Mente que juguetea con aquella divina farsica cómica moralidad impuesta y rechazada en completo silencio y frivolidad. Miento completamente, el frio solo pesa sobre mi espalda, aquel silencio aquella osadía ante la estructura gigantesca en la cual todo es zozobra y las sombras de los espíritus huyen temerosas del ahogamiento de su ser en sí, encarceladas en lo paradójicamente concreto y dismorfo del ser para sí, de ese ser para sí a través del regente, construcción de espejos pequeños, diminutos incoloros y monumentales, solo es para sí lo que incesantemente glorioso para el prisma es. ¿Existe acaso una ralladura? ¿Algún desquebrajo en aquel emparedado espejo de similitudes? ¿Cómo saber cuál es el inicio del cual toman todos palabra y Vid? Es ahí donde los espíritus recorren mueren sangran callan… 

…Maldecidos espíritus de neuronas juguetonas, ojos robados, sangre de sus cuencas por mirar aquello que solo pertenece a lo mundano, mirar e intentar vivir a través de lo humano de lo ilógicamente excitante de la irreverencia de la locura de saberse un loco, un absurdo, ajeno a deseos de paraísos eternos, de ilusiones empaquetadas, exclusos de ritmos y pisos flotantes, traviesos pequeños que juegan a ensordecer las plegarias de elementos que nacen de si mismos pero torturadas y deformes por el prisma, Así entonces su mente violada ultrajada esta Oh pobres espíritus locos de sí, locos de humanidad. 

Helos aquí atrapadas en el Dinamismo estático, ¿Qué ha pasado en sus mentes? 

Sus lenguas que al nacer han sido cercenadas a beneplácito del punto álgido de la estructura de espejuelos , que en forma obscena a desaparecido para aquellos que arrastran su ser en el, curioso en verdad, sentido alguno ha de cobrar, no sé como si quiera pensarlo, pero si alguna palabra sirviese sería ¿Quién? ¿Qué es? ¿Se ha perdido acaso en el propio armatoste? Preguntar de su existencia no ha de haber lugar para esa pregunta elementos que nacen del ser en sí para sí y explicar el por sí. 

Lenguas, no han sido cocidas aunque moribundas aun se agitan… 

Sin embargo me he perdido siento el hierro incrustándose en mi piel, La respuesta la he perdí al lograr huir romper los falso alusivos me han traído aquí seguir a través de un dolor de cabeza repentinamente los enmarañados laberintos, Susurros, terrores, la libertad dentro de mi mente ya enferma, enfermedad terror musculo sin piel enfrentarse a la libertad, entonces es. Es… 

… ES UNA OSADIA ES UN ABSURDO LA DESCOMPOSICIÓN ES, ES HUMANO… 

Deliciosa trampa de colores y sensaciones, es aquí cuando confieso el candor y la excitación que me hace sentir ese desafío. 

Frío hierro aun recorre mi espalda, sin embargo una derrota ya no lo es más, no tengo nombre edad ni fecha para ti sentimiento de curvilíneo deseo sediento de lo que existe y de lo que no. Se lo que provocas así envuélveme del miedo aquel que genere en mi la expansión desenfrenada locura que envenena a un cuerpo cotidiano, que mata cualquier imagen de pureza, pureza sucia y ruin pintada con tanto esmero por figuras fugases de libros y entendimiento muerto. 

Miedo aquel que provoca el renacimiento de la razón de la humanidad, que en y frescura lleva en sí manchones, raíces y sabores de atinques, riquísima e inhóspita. 

Donde el espíritu rompe la red de espejos que le cortan el cuerpo pero habilitan sus ojos, su lengua que se convierte en fuego. Resurge incendiando de pasión su Mente, engendro de poderío, lengua que construye una nueva red complejísima en detalles que parte y segrega sangre a otras leguas que se liberan y a aquellas que mueren tiempo a tiempo ahogando en esa boca sin lengua en esas cuencas sangrantes en esa mente violada y destrozada. Ahogan un grito tan hondo como su desesperación… 

Zepol


0 Comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Dudas, quejas, recomendaciones y sugerencias respecto a las resubidas favor de realizarlas en la siguiente entrada:
http://catarsisprocess.blogspot.mx/2014/01/and-here-we-go-again.html

Recuerda:
1- Se necesita de Winrar 5 para descomprimir los archivos
2- La contraseña para todos mis aportes es:
Mauvais